Nutrición

PODÉIS PLANTEAR VUESTRAS CONSULTAS Y DUDAS A ELENA PALACIOS EN LA SIGUIENTE DIRECCIÓN:   epbergua@gmail.com 




   Como ya sabéis, para obtener los mejores resultados necesitamos duras sesiones de entrenamiento, mejorar nuestra capacidad de resistencia, de velocidad para poder realizar sprints, mejorar la técnica para hacer las mejores jugadas, los mejores regates, espectaculares pases y paradas….

Pero ¿Sabéis que la alimentación influye sobre todo esto?

Presentar un adecuado estado nutricional es la clave para:

- Realizar sesiones de entrenamiento de mayor duración e intensidad.
- Retrasar e incluso evitar la aparición de la fatiga.
- Evitar las lesiones.
- Recuperarse adecuadamente entre los entrenamientos y tras los partidos.

¿De qué manera?

En la práctica de la actividad física, ejercitamos los músculos de manera constante, por esto, debemos mantenerlo bien nutridos.
Nuestros músculos se nutren de glucógeno, el cual proviene de los hidratos de carbono (cereales, pan, pasta, frutas y verduras..). Nuestro objetivo será tener los depósitos de glucógeno cargados al máximo para que nuestro músculo tenga el combustible necesario durante todo el partido.

¿Cómo lo puedo conseguir?

Incluyendo hidratos de carbono en todas mis comidas; constituyen la principal fuente de energía.
Existen distintos tipos de hidratos de carbono, en función de la velocidad con la que se absorban se clasifican en rápida, lenta o intermedia absorción. Los explicaremos más adelante si os parece; pero de momento nos quedamos en que antes del partido tomaremos una mezcla de todos ellos.

Los músculos están en constante contracción durante el ejercicio físico, para que esta sea correcta, necesitamos ingerir proteínas; del mismo modo son fundamentales para aumentar la masa muscular.

¿Cuáles son las mejores fuentes de proteínas? Todos sabemos que tomamos proteínas cuando comemos carne y pescado.
Dentro de las carnes, se diferencian dos grandes grupos en función de su contenido en grasas (las de mayor aporte son las llamadas carnes rojas: ternera, cordero, cerdo..) y las de menor aporte las blancas.
Las carnes rojas las debemos dejar para días previos al partido, el día del partido podemos escoger entre las distintas carnes blancas: pollo, pavo, conejo…

El aporte de grasas es fundamental, ya que constituyen una importante reserva de energía. Pero no debemos pasarnos (es decir, nada nos aportan los bollos…) ya que si ganamos mucho peso también nos veremos más torpes para correr.

No debéis obsesionaros con la comida ya que estáis en etapa de crecimiento, no debéis comprometer vuestro desarrollo físico, y del mismo modo, una adecuada alimentación también os garantiza un adecuado desarrollo intelectual.


Podéis y debéis comer de todo, pero en su justa medida. 
 


LA IMPORTANCIA DE UN ADECUADO DESAYUNO

¿Cuántos de vosotros desayunáis?
¿Cuántos vais al colegio/instituto sin tomar nada de cereales (pan, galletas, cereal de desayuno…), lácteos y/o fruta ?

El desayuno a partir de ahora, si queremos mejorar en el campo, lo vamos a convertir en una de las tomas más importantes del día.
¿Sabéis que Casillas, Messi, y todos los jugadores de primera división en determinadas etapas de la liga se reúnen para realizar un desayuno/almuerzo correcto?
Todos los equipos les dan a sus jugadores unas indicaciones básicas que deben cumplir para tener un estado nutricional óptimo.

El desayuno debe ser lo suficientemente fuerte como para reponernos del ayuno de la noche.
Hemos de empezar el día con energía, debemos estar atentos en clase, despertar nuestra mente y tener la suficiente fuerza como para realizar actividad física.

En nuestro desayuno no debe faltar:

Un vaso de leche ó un par de yogures + Un vaso de  zumo (muchísimo mejor natural) + Unas galletas ó un bol de cereales ó unas tostadas

¡¡Igual tengo que empezar a levantarme un poco antes para poder desayunar bien!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Desgraciadamente ha habido que optar por moderar los comentarios debido a la intransigencia de alguna persona. Por favor, escribid sabiendo que todos lo vamos a leer. No utilices insultos ni descalificaciones. Se respetuoso con los demás para que lo sean también contigo.